viernes, 23 de diciembre de 2011

LESSON NUMBER 2


Se encerraba en aquella sucia y desordenada habitación y ponía en modo "repetición" la estúpida canción. Lo cierto es que era agradable de escuchar, como diría mi abuela, pero los oídos se cansaban. No sé sabe muy bien qué hacía allí. Unos dicen que llorar, otros bailar, escribir... los más verdes decían que masturbarse. Quizá alguno tuvo razón, o quizá, ninguno. Una cosa estaba clara, soñaba. Soñaba cosas extravagantes. Soñaba suicidios, en compras y en ciudades grandes. Se veía ENORME en el mundo pero Paloma, explotó cual palomita en microondas y esas ansias se quedaron en nada.

3 comentarios:

Alba dijo...

un blog que no es de moda! Un soplo de aire fresco :)

Gracias por pasar.

http://armario-abierto.blogspot.com

Little Bastard dijo...

Muchísimas gracias, es bueno cuando empiezas leer esto :)

Charleston dijo...

happy new year!

www.pinstripeprince.blogspot.com